En Nigeria aumentan los bautizos en un clima de persecución islamista a cristianos

Un cristiano nigeriano rezando / Impacto evangelístico
Un cristiano nigeriano rezando / Impacto evangelístico
Un cristiano nigeriano rezando / Impacto evangelístico

Nigeria se ha convertido en el país en el que más cristianos han muerto por su fe. Sin embargo, también donde las conversiones y bautizos más crecen. Así queda reflejado en el estudio ‘Crushed but not defeated’, llevado a cabo por la organización Open Doors y la Asociación Cristiana de Nigeria,  en el muestran el impacto que ha tenido la violencia contra la iglesia en el norte de este país.

De hecho, en la última década entre 9.000 y 11.000 cristianos han sido asesinados a manos de islamistas por sus creencias, 13.000 iglesias han cerrado o han sido destruidas y un gran número de casas han quedado reducidas en cenizas.  Esto ha obligado que más de un millón  de cristianos hayan tenido que dejar el país que los vio crecer.

Mientras que, en las ciudades del Norte, de mayoría musulmana, han ido emergiendo grupos como Boko Haram con el único objetivo de imponer la sharia (o ley islámica) mediante la sangre de cristianos.

En estas zonas se estima que es donde más cristianos viven y, por lo tanto, con el nacimiento de grupos islamistas, la población cristiana convive con una violencia sistemática. Principio del formulario

La persecución ha llevado casi a la desaparición de los creyentes en muchas ciudades del norte del país. Se les asesinan en las calles, y las mujeres y las niñas son secuestradas, violadas y asesinadas. E incluso muchas de ellas son obligadas a convertirse en esclavas de los islamistas.

A pesar de esta situación, los cristianos han crecido un 31% desde 2014 y las iglesias han crecido en un 66% tanto en visitantes como en miembros.

A pesar de todo, sobreviven gracias a su fe

Y no sólo eso, sino que muchos cristianos aseguran que su relación con Dios ha crecido significativamente desde que la persecución formase parte de sus vidas. Afirman que han comprendido lo que significa el amor al prójimo y al “enemigo”. A este le han dejado temer y han comenzado a rezar por ellos. La oración, así, ha aumentado en un 65%.

Uno de los entrevistados por Open Doors detalla que: “la violencia ha reafirmado mi fe en Dios, los pocos que nos hemos quedado seguimos creciendo espiritualmente, no tendremos odio a nuestros verdugos, el odio solo trae más odio, el islam necesita el amor del cristianismo”.

Otro de los testigos asevera que han entendido que en Nigeria tienen que vivir las dos religiones. “Nos necesitamos para coexistir, tanto el norte como el sur formamos un único país, la tensión debe reducirse”.

Los cristianos sólo piden una cosa: “queremos que se reconozca nuestro derecho de libertad de expresión, no queremos venganza, solo que se acabe el odio y podamos vivir en comunión con el islam”, afirma uno de entrevistados por esta asociación internacional

¿Qué opinas?

Católicos condenan el asesinato de la ecologista Berta Cáceres

El Papa Francisco sobre los refugiados: “sólo Europa puede traer la unidad en el mundo”