Así son los Franciscanos Renovados

La Comunidad de los Frailes Franciscanos de la Renovación (abreviado C.F.R.) es un instituto religioso de la Iglesia Católica que sigue la tradición capuchina.

Los frailes fundadores en 1987

Fundada en 1987 por 8 sacerdotes capuchinos, entre los que se encontraban Benedict Groeschel, Stan Fortuna, Robert Stanion, Glenn Sudano, Bob Lombardo, y Andrew Apostoli.

El motivo de fundar una nueva comunidad fue, según relatan, procurar retornar al auténtico espíritu del estilo de vida capuchino y renovar la Iglesia Católica.

Fray Sudano, uno de los fundadores, relata que el motivo que les llevó a fundar una nueva comunidad fue que estaban “preocupados por los efectos del secularismo en la vida consagrada y la falta de clara y específica fidelidad a la Iglesia. Ese secularismo hoy en día es menos notable, gracias a Dios, pero lo era mucho en los 70 y 80. Lo que veíamos no era muchos pecados cometidos, si no muchos pecados de omisión. Un sacerdote, por ejemplo, no hablaría contra el Santo Padre, pero tampoco hablaría a su favor. No condenaría la Adoración al Santísimo Sacramento o el Santo Rosario, pero tampoco las promovería. Estábamos disgustados porque muchas de las expresiones tradicionales de la Fe no estaban siendo apreciadas o practicadas”.

Inicialmente, no era su deseo el “independizarse” de los Capuchinos, pero fray Sudano admite: “Reconocimos que las cosas no iban bien. Nuestro deseo era permanecer en la comunidad capuchina y al mismo tiempo ser una comunidad de renovación. Queríamos traer de vuelta la Adoración y prácticas y devociones tradicionales, como usar hábito. Nuestro superior general en Roma estaba interesado, pero no los provinciales de EEUU. Nos permitieron empezar en Nueva York, pero tras 3 años de discusión fraterna, estaba claro que nuestra orden no estaba interesada en nuestro estilo. Entonces, decidimos continuar nuestro trabajo bajo la guía del arzobispo de Nueva York. Abandonar nuestra comunidad no fue fácil. No dejamos a nuestros hermanos porque pensásemos que eran malignos, si no porque teníamos diferentes opiniones. Algunos de nuestros hermanos estaban enfadados con nosotros, pero abandonar era algo que había que hacer.”

En 1988, se fundaron las Hermanas Franciscanas de la Renovación, con presencia en el Bronx, Nueva York.

Un documental destaca su trabajo con los más pobres.

Más información sobre el documental “Outcasts” en http://www.outcaststhemovie.com/

Más información sobre los Frailes Franciscanos de la Renovación en http://franciscanfriars.com/

¿Qué opinas?

“No tengan miedo, vayan adelante con esa energía renovadora” Francisco, JMJ, 2019

Imitadores del amor que es Dios