in ,

África, un continente lleno de cicatrices pero que mira al futuro con optimismo

Ayer se conmemoró la creación, hace 53 años, de la Organización para la Unidad Africana (OUA) y, desde entonces, cada 25 de mayo se celebra el Día de África para recordar los problemas, pero también los logros y desafíos del tercer continente más grande del planeta. Marcado por las guerras, las sequías, las hambrunas y las enfermedades, África también reivindica en la actualidad su riqueza natural y de la de sus gentes para hacer un llamamiento al optimismo y a la superación de sus dificultades.

Las guerras, el hambre y las enfermedades siguen colocando al continente africano al frente de las estadísticas más negativas del planeta, pero África es mucho más que pobreza y falta de oportunidades. Su extensión, la juventud de su población y su riqueza natural lo convierten en una potencia mundial  que, unido al carácter alegre y optimista de su población no pone límites a sus posibilidades de desarrollo y crecimiento.

Es cierto que la inestabilidad política y social, unida a los episodios violentos y de necesidad para la población es lo que más reflejan de África los medios de comunicación, pero sus habitantes luchan cada día por superar las adversidades, mejorar sus condiciones de vida yerradicar la pobreza con la ayuda de organizaciones internacionales, ONG e instituciones religiosas entre las que se encuentra MISIONES SALESIANAS.

En África el sueño misionero de Don Bosco se ha hecho realidad en 42 países con casi 1.300 misioneros y casi 200 presencias.

Desde que los Salesianos llegaron a Túnez en 1894, su presencia no ha hecho más que crecer en el continente africano gracias a la educación. Con casi 200 centros educativos entre escuelas de primaria, secundaria, escuelas superiores y centros de formación profesional, los misioneros mejoran la calidad de vida de miles de menores y jóvenes y de sus familias gracias a una formación humana que les permitirá tener más oportunidades en el futuro y abandonar el círculo de pobreza.

África tiene muchos desafíos por delante, como mejorar el acceso al agua potable, descender la mortalidad infantil, fortalecer el papel de la mujer, mejorar el acceso a la salud y a la educación. De momento, en los últimos años estos aspectos han mejorado y hacen ser optimistas en el futuro, aunque para seguir progresando es fundamental que en el continente haya paz y estabilidad.

 

DATOS DE CONTACTO:

www.misionessalesianas.org

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

«Ecovigilantes» franciscanos premiados en Galicia

Hacia una Conversión Ecológica.