in ,

Abrazando a los miembros más débiles. Diario desde la Amazonia.

Abrazando a los miembros más débiles …..

 

Les acerco por este medio un caluroso abrazo desde la Amazonía peruana, deseándole a todos y a cada uno la Paz, el Bien y toda bendición de parte de nuestro Señor.

 

 

Estamos terminando octubre, el mes de Francisco y de las Misiones. En Requena compartimos una linda preparación y una muy emotiva celebración, San Francisco es el patrono de la ciudad, por lo que las instituciones públicas llevan adelante un programa propio, integrando algunos momentos organizados por la comunidad parroquial. Los momentos principales son el Tránsito, una procesión náutica, la velada, la misa y un desfile. Las hermanas y hermanos de la Familia Franciscana nos animamos a través de momentos de reflexión y oración, buscando redescubrir la riqueza, vigencia y actualidad del carisma del hermano de Asís. La muy especial situación de la Iglesia del Vicariato de Requena nos ha llevado a centrarnos en los aportes, que desde el carisma, estamos llamados a hacer para “reparar la Iglesia”, misión que nos encuentra con el deseo de caminar cada vez más unidos.

 

Con toda la Iglesia preparamos y celebramos el Domingo Mundial de las Misiones, con el lema “Comparte tu Fe, comparte tu pan”. En muchas comunidades amazónicas debemos trabajar mucho la dimensión misional, esto permitirá pasar de una situación de ser misionados a ser misioneros. Desde los comienzos de la evangelización los misioneros han sido principalmente extranjeros, con ellos llegaba el evangelio, la educación, la promoción de los pueblos, y los recursos económicos para sostener la vida y todos los proyectos. Esta situación ha ido cambiando lenta y progresivamente, los misioneros son pocos, cada vez con menos fuerzas y sin esperanzas de la llegada de nuevos misioneros desde el extranjero. Entre las religiosas franciscanas se nota un saludable cambio, han logrado integrar a jóvenes peruanas, posibilitando una continuidad en la misión y una renovación en los modos de asumirla. En esta misión de compartir Fe y Pan, es fundamental animar procesos de participación de las mismas comunidades, promoviendo un protagonismo que hasta ahora no han tenido.

 

Un momento muy espacial para este tiempo lo hemos vivido en la Semana de Estudios Franciscanos, realizada en la ciudad de Lima entre el 14 y el 18 de octubre. Fue una oportunidad magnífica de reflexionar en torno al tema “Clara y Francisco de Asís, pasión por Cristo, pasión por la humanidad”. Participamos todos los hermanos de la fraternidad junto a muchas religiosas, varios laicos y algunos frailes, y se nos permitió compartir con toda la Asamblea los lineamientos generales del Proyecto Amazonía, la invitación para la misión de enero de 2013 y una propuesta de realizar un seminario sobre el tema Amazonía en febrero del próximo año. Por lo bueno que recibimos, y por lo sencillo que compartimos, sentimos que para continuar con una presencia franciscana significativa en la Amazonía, es necesario profundizar el encuentro y abrazo apasionado con Jesús, para llegar con un abrazo nuevo a los miembros más débiles de los pueblos amazónicos. Como Clara y Francisco llevaron a su Iglesia y a su tiempo un nuevo modo de vivir la Fe y de compartir el pan nuevo de una humanidad reconciliada y de una Iglesia servidora, así lo queremos vivir junto a las comunidades y los misioneros.

 

Durante unos días nos visitó el Hno. Sergio, nuestro Provincial, con quien compartí varios momentos de charlas, para interiorizarnos sobre el momento actual de la Provincia, de los hermanos y de las comunidades, y de mi parte compartirle mi experiencia más personal y mis deseos de seguir aportando a esta presencia de la Orden en la Amazonía. Sergio me acompaño a la consulta médica en la que el médico constató un buen estado de salud, los análisis estaban muy bien y debo seguir con los mismos cuidados y medicación. Esto también es una buena noticia para la misión que llevamos adelante. Vivimos también un lindo momento en la celebración de mis 55 años, con el cariño de los cercanos y una avalancha de afectos de hermanos, amigos de nuestras tierras. Yo se que los saludos de ese día son solo una pequeña expresión de lo mucho y bien que me acompañan cada día. Y mi gratitud, además de las palabras, la expresaré en el caminar cálido y cercano que seguiremos compartiendo.

 

De regreso en Requena nos preparamos para un tiempo intenso de presencias misioneras y tarea pastoral en las comunidades. En pocos días más volveremos a Orellana para otro tiempo fuerte de la fraternidad y apoyo en la pastoral y misión de esa comunidad. Luego visitaremos las comunidades del Alto Tapiche, dando con esta presencia inicio a un Proyecto que llamamos “Anita”, en memoria de una misionera laica austriaca, enfermera de profesión, que por 10 años entregó su vida en la comunidades de la ribera y en Santa Elena. Allí celebraremos la Navidad y luego bajamos a Requena para seguir preparando la misión en San Pablo. En los días que estaremos en Requena tenemos un amplio programa en la preparación y celebraciones de Bautismos, Comuniones y Confirmaciones.

 

Seguimos motivando e invitando para la misión del mes de enero en San Pablo. Ya hemos recibido respuesta de algunos frailes, sobre todo de Brasil, sabemos de la inquietud de algunos laicos de Corrientes y de Buenos Aires, hay varios interesados de Lima, y esperamos a muchos más para una presencia franciscanamente significativa y con número suficiente de laicos, religioso y frailes que nos permita hacernos presentes en varias comunidades del Bajo Amazonas. Los que deseen mas información la pueden solicitar, es importante difundir entre otras personas esta invitación, sabiendo que: la misión se desarrollará entre el 20 de enero y el 13 de febrero de 2014, en comunidades de la Parroquia de San Pablo, en el Bajo Amazonas, y que el lugar de llegada y partida es la ciudad de Iquitos, a la cual se llega solo por avión desde Lima.

 

Al terminar este sencillo aporte, siento resonar expresiones fuertes de este tiempo…. Clara y Francisco, pasión por Cristo, pasión por la Humanidad, y Comparte tu Fe, comparte tu Pan…. Los pueblos de la Amazonía creo que nos necesitan así de apasionados, así de solidarios, para seguir abrazando a los miembros más débiles y necesitados de esta humanidad empobrecida. Con un saludo cálido, me despido hasta muy pronto. Fraternalmente:

 

 

Fr. Eugenio Ortiz, ofm

Misionero en la Amazonía

fraypepomenor@gmail.com

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Redacción

LA FRATERNIDAD FRANCISCANA SEGLAR (4ª Parte)

El Padre Pío con el Padre Eusebio Notte, uno de sus más fieles amigos.

El Padre Pío, al rescate de tres sacerdotes: el gordo roncador, el escrupuloso y el atrevido