in , ,

«Yo quería ser carnicero», así son las respuestas del Papa a los niños en un nuevo libro

Querido Papa Francisco. Las respuestas del Papa a las preguntas de los niños en todo el mundo” (Mensajero), es el nuevo libro del Papa Francisco que saldrá a la venta el próximo mes de marzo en todas las librerías de España. También será publicado simultáneamente en México, Italia, Indonesia, India y Filipinas.

En este libro el Papa Francisco se ha tenido que enfrentar a las preguntas que 31 niños de entre seis y trece años de los cinco continentes han llevado a cabo mediante las 259 cartas que el Santo Padre ha recibido. Además incluye dibujos realizados por los más pequeños.

Según informa Religión en Libertad, la idea surgió de los responsables de la casa editorial Loyola Press, ligada a los Jesuitas, que le propusieron a Francisco participar en un libro en el que los protagonistas fueron los niños. El Papa aceptó y unos meses después se pusieron en marcha con esta obra.

En este sentido, es la primera vez en la Historia de la Iglesia Católica en la que un Papa es entrevistado por los niños. Francisco ha señalado que “es bello responder a las preguntas de los niños, ¡pero me gustaría tenerlos aquí conmigo! Sería muy bello. Pero sé también que este libro de respuestas llegará a las manos de muchos niños del mundo. Y esto me hace feliz”.

Portada del libro “Querido Papa Francisco. Las respuestas del Papa a las preguntas de los niños en todo el mundo”
Portada del libro “Querido Papa Francisco. Las respuestas del Papa a las preguntas de los niños en todo el mundo”

Con 8 años el Papa Francisco quería ser carnicero

Una niña polaca de ocho años llamada Basia, y que dibuja al Papa de rojo con zapatos verdes, le pregunta al Papa: «Querido Papa Francisco, ¿es difícil tu profesión? ¿Le caías bien a la gente? ¿Qué querías ser cuando tenías mi edad?».

La respuesta por parte de Francisco fue la siguiente: «Querida Basia, tengo que confesarte una cosa. A tu edad, yo quería ser carnicero. No, no te sorprendas ahora. ¿Sabes por qué?», responde Francisco. El Pontífice le explica el contexto de su primera vocación… Acompañaba a su abuela al mercado y el carnicero al que le compraban la carne «era muy simpático conmigo».

Y añadió: «Era grande y gordo y tenía un delantal largo con un bolsillo grande. Cuando mi abuela pagaba, él metía las manos en el bolsillo grande. Estaba lleno de dinero y daba el cambio a la abuela. Yo pensaba que era un hombre muy rico. Todo esto me impresionaba y yo quería ser como él. Es cómico, pero tenía que confesarte esta historia», concluye el Papa.

 

«¿Sabes por qué algunos papás y mamás discuten entre ellos?»

La pregunta de una niña filipina de diez años llamada Alexandra también sorprende: «Querido Papa Francisco, espero que leas mi carta. Te he querido ver desde la primera vez que supe de ti. Papa Francisco, ¿Por qué algunos papás y mamás discuten entre ellos?».

«Todos discutimos –responde Francisco–. Todos somos humanos. Yo también he discutido. Al vivir con otras personas siempre surgen problemas. No tienes que asombrarte de esto, es normal. (…) Tú también, estoy seguro, te peleas de vez en cuando con tus compañeros».

El Papa le da a la niña filipina «una receta mágica» para sobrellevar las peleas: «Que los padres nunca terminen el día sin hacer las paces. En tu dibujo, salimos tú y yo, y sonreímos y hay un arcoíris que surge de las nubes, sale el sol… ¡esa es la paz! Si quieres ayudar a tus padres, te aconsejo sobre todo nunca hablar mal de papá a tu mamá y de tu mamá a tu papá«.

El Papa Francisco, gran aficionado del fútbol

Otra de las cartas viene de China. En concreto de un niño de ocho años llamado Wing, que le pregunta al Pontífice sobre su pasión por el fútbol. Francisco admite que le encantan los deportes. «Me gusta mucho ver jugar a los equipos en la cancha. ¿Sabes por qué? Porque veo un juego de equipo, de solidaridad. Me apasiono viendo un partido. Si un jugador quiere jugar solo, pierde; si juega con el equipo, cuando se hace juego de equipo y se busca el bien de todos sin pensar en el bien personal o hacerse ver. Así debería de ser también en la Iglesia”.

Y preguntas más complicadas …

“Querido Papa Francisco, me gustaría saber más sobre Jesús. ¿Cómo caminó sobre el agua?”, le pregunta la keniata Natasha, de ocho años.

“Querida Natasha, tienes que imaginarte a Jesús caminando naturalmente, normalmente.No voló sobre el agua o hizo piruetas nadando”, contestó el Papa y agregó que: “caminó como caminas tú, es decir como si el agua fuera tierra, un pie después del otro, y hasta viendo a los peces bajo sus pies haciendo fiesta o nadando rápido. Jesús es Dios y entonces él puede hacer todo. Puede caminar tranquilamente sobre el agua. Dios no se hunde, ¿sabes?”.

O la de Maximus, de Singapur, que le escribió a Francisco la siguiente pregunta: «¿Por qué Dios nos creó si sabía que íbamos a pecar contra él?». «Libertad», le contestó el Papa. «Porque Dios nos creó libres. La libertad es el don más hermoso que nos ha dado, ¿sabes eso?».

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

El Papa Francisco recibirá en el Vaticano al Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Tewahedo de Etiopía

¿Dónde estamos nosotros? por José Antonio Pagola