in , ,

Fray Rubén Tierrablanca: «Ninguna religión puede ser causa ni justificación de guerra y terrorismo»

Fr. Rubén Tierrablanca

1907450_10152458707512842_4420289485659404206_nFray Rubén Tierrablanca es un fraile mexicano que sirve, desde hace mas de 10 años, en la parroquia  Santa María Draperis de Estambul, Turquía. La Fraternidad Franciscana Internacional para el Dialogo Ecuménico e Interreligioso es una iniciativa de la Orden de Frailes Menores.

  • ¿Cómo viven los cristianos el día a día en Estambul? ¿Hay discriminación o persecución? ¿y en el resto de Turquía?

La Turquía es una República de Constitución laica, población de 77 millones de habitantes, la mayoría de ellos son de religión musulmana (99%) y un 80% pertenece a la rama sunita. La convivencia con la sociedad turca es muy cordial, es un pueblo acogedor, con tradiciones orientales de grande respeto. En la vida diaria no tenemos problemas.

Las leyes de la Constitución laica son aplicables a todas las religiones, aquí convivimos Judíos, Cristianos y Musulmanes. Como suele suceder en otros lugares, la religión mayoritaria tiene más ventajas y ciertos privilegios. Pero eso no quiere decir que los cristianos que somos minoría seamos perseguidos. En el pasado se hablaba de ciertas discriminaciones en la organización de la sociedad. En ciertos casos llega a suceder el día de hoy, sin embago, con cierta lentitud, pero se va superando.

Estambul, antigua capital del Imperio Otomano, es la ciudad más grande y poblada de la República de Turquía. Aquí vivimos la mayor parte de los cristianos: hay comunidades de Armenios apostólicos, Sirios ortodoxos y Griegos ortodoxos. La Iglesia católica cuenta con la comunidad latina (nosotros), la comunidad armenia, la comunidad siriaca y la comunidad caldea. Estas tres comunidades mantienen sus ritos orientales en comunión con la Iglesia católica. Además existen varias denominaciones de la Reforma protestante: Anglicanos, Luteranos, Bautistas y muchos otros pequeños grupos de orientación pentecostal.

La gran ventaja de ser minoría es que podemos convivir y relacionarnos los cristianos de las diferentes denominaciones sin ambiciones proselitistas. Precisamente en esta semana de oración por la Unidad de los Cristianos, asistimos a las diferentes comunidades y compartimos la misma fe y oramos juntos para que “conforme a la Palabra del Señor Jesús, él nos conceda la paz y la unidad (cf. Oración de preparación a la comunión).

En otras regiones y ciudades de Turquía hay comunidades cristianas, las más numerosas son: Esmirna, Mersin, Antalia, Antioquía, (antigua Antioquía de Siria). En la parte oriental hay comunidades sirias y armenias, de comunión ortodoxa.

  • ¿Se ha reforzado, a raíz del reciente atentado, la seguridad de las comunidades cristianas?

Al gobierno le interesa la imagen del país y ciertamente han reforzado la seguridad en las iglesias, también en las mezquitas y en las sinagogas. Conviene saber que la policía turca es una de las más eficientes e intransigentes del mundo. No obstante este cuidado, los terroristas logran infiltrarse, pero hay bastante control… a veces demasiado.

  • ¿Como es el día a día de vuestra comunidad, el trato con los musulmanes?

Ya lo mencionaba anteriormente: en la convivencia social y también religiosa tenemos un trato muy cordial y amistoso con todos. Un detalle importante es que nosotros los cristianos podemos entrar a las mezquitas y los musulmanes pueden entrar, y de hecho vienen, a nuestras iglesias. En concreto, nuestra iglesia de Santa María Draperis es muy frecuentada por musulmanes, particularmente por las mujeres; recordemos que en el Corán (sura XIX) reconoce a María como la virgen madre del profeta Jesús y los musulmanes la veneran llamándola: Madre María. Esta amistosa convivencia y respeto por las religiones vale también en el trato con nuestros amigos y hermanos mayores de la comunidad hebrea. Las sinagogas están bien resguardadas y controladas, pero si pedimos visitarlas y presentamos nuestra identificación, también es posible entrar allí.

  • En buena parte de occidente se empieza a extender la idea de que el Islam es la causa de los males de ISIS ¿Es esto correcto? ¿Es el Islam la causa o se debe a la locura de algunos islamistas?

El Islam tiene muchas facetas, depende mucho de la cultura de los pueblos donde se vive. Hay una gran variedad de interpretaciones. Los gobiernos de algunas naciones de mayoría musulmana usan la ley coránica (sharía) para sustentar el poder manipulando algunos textos (“suras”) para justificar la ambición de poder y el resultado es la violencia y persecución de los que no están de acuerdo con ellos. Ninguna religión puede ser causa ni justificación de guerra y terrorismo. Cuando una religión se radicaliza crea fanatismo y pierde su identidad de religión. Los cristianos no damos juicios sobre nadie, más bien tratamos de responder a la enseñanza del evangelio como promotores de justicia, de paz y de la misericordia del Padre.

  • ¿Ha servido la visita del Papa para acercar a las comunidades musulmanas y cristianas?

La visita del papa Francisco en noviembre de 2014, en ocasión de la fiesta de San Andrés apóstol, santo patrón del Patriarcado ecuménico de Constantinopla fue acogida con respeto y entusiasmo, tanto las autoridades como el pueblo de Turquía han reconocido el testimonio espiritual y humano del obispo de Roma y de los cristianos que aquí vivimos. El camino del encuentro y del diálogo entre culturas y religiones es lento, pero avanza y es irreversible.

  • ¿Cuantos cristianos hay en Estambul? ¿Son inmigrantes o hay una “tradición” cristiana en la región?

En un cálculo global de todos los cristianos que vivimos en Estambul (ortodoxos, católicos y protestantes) somos alrededor de 80 mil, en una ciudad de 17 millones de habitantes. Los cristianos de las Iglesias orientales en su mayoría son nativos de esta tierra con ciudadanía turca, pero de tradición y cultura mucho más antigua que los pueblos turcos que llegaron en el siglo octavo de nuestra era  esta región.

A partir de la expansión de los judíos devotos que escucharon la predicación de Pedro en Jerusalén la mañana de Pentecostés (cf. Hech 2, 5-11) y que se convirtieron al Evangelio, el antiguo territorio de Asia Menor, actual territorio de Turquía, siempre ha contado con comunidades cristianas hasta el día de hoy. Por esta razón histórica, se habla de este territorio como “la Cuna y la Tierra Santa de la Iglesia”

Por motivos de inmigración y de comercio también ha habido cristianos de otras regiones del mundo, incluidos nosotros católicos de rito latino, desde el primer milenio de la era cristiana. Actualmente en la Iglesia católica hay grupos de África, Asia y América que llegan aquí buscando trabajo y vida mejor; algunos europeos vienen enviados por sus empresas de trabajo. Los últimos llegados son los refugiados de Iraq, de Siria y de algunos países africanos que escapan de la guerra de esos países; entre ellos también hay cristianos y algunos son católicos.

  • ¿Que podemos hacer desde los países occidentales? ¿Se necesita ayuda? ¿de que tipo?

La mejor ayuda que los países occidentales pueden ofrecer a los habitantes de esta región, y de una manera especial a los cristianos que vivimos aquí, es el interés y el conocimiento real de las diferentes religiones para superar los prejuicios y cultivar actitudes de respeto y de aprecio por los valores de las otras religiones. La divulgación del pequeño video que ha publicado el grupo del apostolado de la oración de Argentina junto con el papa Francisco sobre las religiones ha favorecido muchísimo las relaciones de los cristianos con los que profesan otras religiones. En suma, todos estamos llamados a vivir el evangelio auténticamente. Así todos nos ayudamos mutuamente.

 

  • ¿Cual es la situación de las comunidades cristianas en la frontera con Siria?

La situación de todos los habitantes de la frontera de Turquía con Siria es de extremo peligro, es una zona de conflicto que en estos días hemos de evitar. Los cristianos, junto con los files del Islam, viven con grande zozobra la situación de violencia que pueda desatarse cada día. De mi parte no puedo dar más información de la que los medios de comunicación masiva nos dan al instante de que suceden los acontecimientos.

Gabriel López Santamaría

Estambul, 25 de enero de 2016

Fiesta de la Conversión de san Pablo.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

Comentarios

0 Comentarios

Escrito por Gabriel López Santamaría

Padre de dos hijos, pertenece a la Orden Franciscana Seglar. Es fundador de pazybien.es y de Católicos en Red.

Monte Gurugú

Un jesuita expulsado de Marruecos por su defensa de los inmigrantes.

«Misericordia quiero y no sacrificios» Mensaje del Papa por la Cuaresma